19.3 C
Caracas
martes, junio 18, 2024

La disputa por el tesoro más codiciado del siglo xxi se resolverá en arbitraje.

La compañía caza tesoros Sea Search Armanda, proveniente de los Estados Unidos, presentó una demanda de arbitraje contra Colombia, publicada por la Corte Permanente de Arbitraje (CPA), entidad que administra este tipo de procedimientos. La compañía norteamericana y demandante, reclama 10.000 millones USD a Colombia por la expropiación de un tesoro encontrado en el galeón español San José, hace más de 40 años.

Sea Search Armada en diciembre de 2022 notifico el arbitraje, el cual se rige bajo la Comisión de Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI). Se conoce que el tribunal que estudiará la causa estará conformado por: Stephen Drymer (presidente), Stephen Jagusch KC y Claus Von Wobeser.

Asimismo, este interesante caso tiene una historia fascinante, que se remonta varías centena de años en el pasado. La historia cuenta, que hace más de 310 años, la embarcación habría partido de Portobelo con 6,17 millones de monedas de oro, y según estimaciones de la Escuela Naval Almirante Padilla en Colombia, el resto de monedas, al menos 5,8 millones de ellas, habrías sido cargadas en el San Joaquín una embarcación alterna que hizo vida junto al San José en esos tiempos. De acuerdo a registros historiográficos, el hundimiento de la embarcación Galeón San José, se debió a una batalla que se prolongó por dos días en la isla de Barú al sur de Cartagena. El barco se precipitaría en las profundidades del mar luego de recibir varios cañonazos por parte del buque inglés Expedition, que lastimaría la estructura, hundiéndose junto a los 600 marineros que lo tripulaban.

Varios años en el futuro, para 1982, la empresa predecesora de Sea Search Armada, Glocca Mocca Company obtuvieron autorización por parte del gobierno colombiano, para explorar la zona de aguas colombianas, en las que 300 años en el pasado habría naufragado el famoso galeón español, mismo que para los tiempos se presumía transportar el equivalente a 20.000 millones USD de ahora.

Fruto de la exploración, fue encontrado un pecio, el cual más tarde confirmarían ser parte del galeón San José. El hallazgo sería notificado a las autoridades colombianas, y el país nombraría a Glocca como “reclamante” de aquel tesoro descubierto y por ende dueño del 50% del valor de su producto. Es por esta razón que luego trabajarían en conjunto para desarrollar un contrato o acuerdo de salvamiento, el cual se basó en lo anteriormente dicho. No obstante, para el año 1994, el Gobierno Colombiano afirmó que las coordenadas entregadas por Glocca Morra Company (ahora Sea Search Armada) no evidenciaban el hallazgo de la famosa embarcación.

Es así, como en las dos siguientes décadas, en tribunales colombianos y en el extranjero, se llevaron a cabo diversos litigios y para 2007 la Corte Suprema de Justicia de Colombia afirmó que la compañía norteamericana tenía derechos sobre el 50% del tesoro que descubrieron.

Lamentablemente, el estado colombiano rechazó este fallo y optó por expropiarlos. A principios del año 2020, el Ministerio de Cultura de Colombia, informó que para ellos San José no era un tesoro, sino un “Bien de Interés Cultural de la Nación”, punto que según su criterio fue excluido de la sentencia de la Corte Suprema.

Es por todo lo anteriormente expuesto que la compañía norteamericana Sea Search Armada reclama la cantidad de 10,000 millones de USD, convirtiéndose así en el arbitraje con monto más alto de la historia de Colombia.

Vale destacar, que esta historia no se resume en el conflicto Estados Unidos vs. Colombia, ya que en el año 2015 el Ministro de Asuntos Exteriores de España, Jose Manuel García-Margallo, informó que trabajaba en lograr un acuerdo amistoso con Colombia para reclamar los derechos (de los españoles) sobre los restos del Galeón de San José. Es importante resaltar, que España reclama ser dueño del navío naufragado y por efecto en todos los artículos que se encontraban en él al momento de hundirse.

Adicionalmente, expertos en derecho marítimo exponen la problemática en cuanto a patrimonios subacuáticos. “Colombia no hace parte de la Convemar y no firmó una convención de Naciones Unidas de 2001 para la protección del patrimonio cultural subacuático”. Por su parte, España apela que su interés sobre el naufragio va más en carácter moral, debido a que la embarcación representaría el yacimiento en donde fallecieron cientos de hombres españoles.

Hasta ahora, el futuro del caso “Galeón San José“ es bastante incierto, la premura por esclarecer a quién le pertenece el patrimonio de una embarcación que vivió su mejor tiempo hace más de 300 años, hace de este caso unos de los más interesantes en su materia. Asimismo, este caso irá actualizándose a medida que avance la disputa, la cual hasta el momento parece ser jurídicamente bastante compleja.

spot_imgspot_img

Subscribe

Related articles

Bridgerton y su polémica banda sonora

¿La exitosa serie infringe las normas de propiedad intelectual? La...

La historia detrás de la Ley Bosman

Sin duda alguna, uno de los casos más sonados...

Mujer físicamente sana fue sometida a eutanasia

La neerlandesa, Zoraya Ter Beek de 29 años fue...
spot_imgspot_img
Yohandris Guevara
Yohandris Guevarahttps://lawit.org/
Pasante Legal en LAWIT | VENEZUELA - Estudiante de Derecho - 5/5 UCV'