23.2 C
Caracas
martes, mayo 28, 2024

Rusia, cada vez más lejos de los Juegos Olímpicos

La invasión de Rusia a Ucrania, a mediados de febrero de 2022, trajo como consecuencia la exclusión de deportistas rusos a cualquier evento internacional deportivo; dejando la mira puesta en  los Juegos Olímpicos parisinos de 2024 como una decisión a futuro.

El Comité Olímpico Internacional (COI) reaccionó de manera eficaz ante la crisis, e hizo saber de forma inmediata las medidas recomendadas a aplicar tanto para atletas rusos como bielorrusos. 

Cualquier evento convocado por federaciones u organizaciones debía acatar la directriz de no invitar o permitir la participación de atletas y oficiales rusos o bielorrusos, para así proteger la integridad de las competiciones deportivas mundiales y la seguridad de todos los participantes”, según el Comité. 

Ciertamente, se veían en una situación difícil, o como lo llamaron ellos mismos, “un dilema”. Negar la oportunidad a jóvenes deportistas de representar a su país por razones ajenas a sus decisiones, pero que directamente les afectan.

“Mientras atletas de Rusia y Bielorrusia podrían seguir participando en competiciones deportivas, muchos deportistas de Ucrania se ven impedidos de hacerlo debido al ataque a su país” este fue el argumento usado por el Movimiento Olímpico para darle sentido a las acciones tomadas.

Cabe acotar que Rusia rompió la tregua olímpica en 2022 cuando intervino a Ucrania. Esta antigua tregua, ekecheiria, se retomó en 1992; anteriormente, cientos de años atrás consistía en un acuerdo con la finalidad de que los deportistas pudieran llegar a la ciudad de los juegos y volver tranquilamente. Se pedía cesar la hostilidad entre ciudades.

Un año más tarde, en 1993, la Asamblea General, a través de la resolución 48/11, titulada “observancia de la tregua olímpica” aprobada por la Comisión Principal, logró instar el respetar la iniciativa de la tregua olímpica por parte de todas las naciones pertenecientes al Movimiento Olímpico.

Desde hace 30 años la Asamblea General de las Naciones Unidas hace el llamado cada año olímpico a respetar el armisticio, que marca su inicio una semana antes de las Olimpiadas y su final una semana después del cierre del evento.

En marzo de 2023, por medio de un nuevo comunicado, se conoció la decisión de permitir a deportistas rusos y bielorrusos participar en competencias internacionales, esto bajo las condiciones establecidas en la 11va Cumbre Olimpica.

Los parámetros a cumplir por los atletas son: deben participar únicamente como atletas individuales y neutrales, no tener ni haber tenido vínculo con la guerra o el ejército, y haber pasado todas las pruebas pertinentes. Solo once deportistas, hasta el presente día, cumplen con los criterios dictados por el COI; ocho rusos y tres bielorrusos.

El Comité Olímpico de Rusia no vio estas acciones coherentes, ya que excluyen a miles de deportistas que podrían participar en los Juegos Olímpicos de París. En diciembre de 2023, el comunicado realizado por COI sobre la neutralización de los atletas fue percibido de manera negativa por Stanislav Pozdniakov, quien calificó como un “invento” los criterios expuestos en el mensaje de la comitiva internacional.

Dos meses atrás, octubre de 2023, el Comité Olimpico de Rusia infrigió a la Carta Olímpica al anexar de forma ilegítima cuatro organizaciones deportivas activas en Ucrania (Donetsk, Jersón, Lugansk y Zaporiyia). Esta acción pasó por alto la integridad territorial del Comité Olímpico de Ucrania. El COR fue suspendido de manera inmediata y hasta nuevo aviso, quedándose sin el derecho de funcionar como Comité Olímpico Nacional.

De igual manera esta suspensión no le quita la posibilidad a los atletas ya seleccionados como neutrales de participar en los Juegos Olímpicos de París; no les conciernen o aplican las penalizaciones impuestas a su respectivo comité.

El comité ruso llevó su caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo y apeló en contra de su suspensión. Esta maniobra fue rechazada por el tribunal el viernes 23 de febrero del presente año; como apoyo a la decisión del COI. Anunciaron que la sanción aplicada por el cuerpo internacional «no violó los principios de legalidad, igualdad, previsibilidad o proporcionalidad».

La suspensión del COR, además de significar la pérdida de reconocimiento como comité nacional, implica la privación de recibir recursos económicos del Movimiento Olímpico.

Para el COR las decisiones tomadas desde febrero de 2022 tienen un matíz político y anti deportivo, son vistas como contraproducentes y un ataque hacia la cultura del deporte en Rusia.

En la sexta sección de la Carta Olímpica que lleva por nombre “Medidas y sanciones, procedimientos disciplinarios y resolución de conflictos” se encuentran las medidas a tomar en cuenta en caso de ser sancionado un Comité Olímpico Nacional, “La suspensión (Comisión Ejecutiva del COI); en este supuesto, la Comisión Ejecutiva del COI determina en cada caso las consecuencias para el CON en cuestión y sus atletas…”

En este tipo de situaciones en las que debe interceder un tercero en la resolución de conflictos, se encuentra explícito en la Carta Olímpica en su sección sexta lo siguiente, “Las decisiones del COI son definitivas. Toda discrepancia relacionada con su aplicación o interpretación solo podrá ser resuelta por la Comisión Ejecutiva del COI y, en algunos casos, por mediación del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD)”.

Como última opción el Comité Oímpico Ruso puede apelar a la resolución dada por el TAS y continuar en su intento de mantenerse como Comité Nacional válido, extendiéndose ahora hasta el Tribunal Federal de Suiza.

spot_imgspot_img

Subscribe

Related articles

Nuevas leyes para el año 2024

¿Qué Leyes plantea hoy en día el máximo órgano...

Historia del “Cráneo de juramento” de la antigua Alemania

La franquicia estadounidense Ripleys Believe It or Not! Famosa...

Scarlett Johansson vs ChatGPT

El 20 de mayo del año en curso se...

AstraZeneca enfrenta demanda millonaria

El pasado 14 de mayo en Argentina, se dio...
spot_imgspot_img