23.2 C
Caracas
jueves, abril 18, 2024

¿Sabías que el inofensivo juego de Pinball alguna vez se consideró ilegal?

       Muchos recordaran el Pinball en su formato digital a través del 3D Pinball Space Cadet que venía integrado en sistema operativo Windows 95, donde por cierto consumía el 100% del cpu, dado que estaba escrito para dibujar frames lo más rápido que pudiera el hardware. Inclusive, como resultado de la popularidad del juego, microsoft decidió incluirlo luego en su sistema operativo Windows XP.

Pero mucho antes, el Pinball fue un juego asociado a bares y pubs, lugares solo permitidos a los hombres. Además, para jugar había que introducir una moneda. De hecho, el juego incorporaban premios en metálico cuando se alcanzaba cierta puntuación.

           ¿Te suena familiar?

Sí, tal cual como las máquinas tragamonedas o las mas recientes tragabilletes, máquinas de azar que proliferan en pubs y casinos por todo el mundo.

La popularidad del Pinball en aquella modalidad de máquina tragamonedas fue tal que en las grandes ciudades de Estados Unidos proliferaron salas de juego exclusivamente con máquinas Pinball, que atraían la atención de multitudes de jugadores y también de las autoridades.

        Al principio, el juego no  incluía las famosas aletas en la parte inferior con la que golpea la bola, por ello los jugadores recurrían a golpear el juego para cambiar su trayectoria, de allí, los legisladores empezaron a considerar que se trataba de un juego de suerte o azar y no de un juego de habilidad.

De hecho, el entonces alcalde de Nueva York, Fiorello LaGuardia, creían que el pinball era un negocio mafioso. LaGuardia escribió en una declaración jurada de la Corte Suprema que el pinball les estaba robando dinero a los niños en forma de monedas de cinco centavos y monedas de diez centavos que les daban como dinero para el almuerzo.

En sus propias palabras, la industria del Pinball se enriquecía del dinero que recibían los escolares para comprarse el almuerzo. Incluso se llegaron a apodar las máquinas de Pinball como ladrones de níquel en tono despectivo por parte de sus detractores.

Así,  el 21 de enero de 1942 se prohibía en Nueva York el juego de salón conocido como Pinball,  y cualquiera de estos juegos de mesa debían ser requisados y destruidos por las autoridades.

Tras el bombardeo japonés de Pearl Harbor, el pinball fue visto cada vez más como un desperdicio de materiales, sin mencionar el tiempo, mientras Estados Unidos estaba en guerra. El cobre, el aluminio y el níquel se encontraban entre los materiales utilizados para fabricar máquinas de pinball, y las autoridades creían que era infinitamente preferible que el metal de estos malvados artilugios se fabricase en armas y balas que se pueden utilizar para destruir a nuestros enemigos extranjero.

Durante las elecciones presidenciales de 1960, los republicanos intentaron difamar al candidato demócrata John F. Kennedy al publicar una fotografía grupal que lo incluía con un reconocido dueño de salones clandestinos de pinball. De hecho, en una oportunidad el fiscal de distrito de Nueva Orleans, intentó probar una conspiración en el asesinato del presidente Kennedy, por aceptar sobornos para proteger el juego ilegal de pinball en Nueva Orleans.

Desde redadas en la ciudad hasta sórdidas operaciones de puerta trasera, la prohibición del pinball duró más de 30 años, y los esfuerzos para legalizar el amado juego fueron igualmente dramáticos.

         En 1976, un tribunal de Manhattan determinó que estas máquinas eran juegos de habilidad, más que de azar. Un diestro jugador de pinball llamado Roger Sharpe se dirigió a la sala de audiencias con una máquina de pinball frente al Ayuntamiento de Nueva York para demostrar por qué debería anularse la prohibición.

Argumentó que era un juego de habilidad basado en reflejos. La duda llenó a los concejales, hasta que empezó a jugar, mostrando cómo funcionaba el juego, explicando los movimientos y cómo podía apuntar la bola a determinados objetivos y sobre todo predecir según sus habilidades la trayectoria de los tiros.

Hasta el día de hoy, hay algunos lugares que todavía tienen la prohibición, pero rara vez se actúa. Hay lugares que tienen restricciones de edad. Muchas ciudades de los Estados Unidos tienen regulaciones sobre máquinas de pinball, como que el propietario debe tener un permiso por máquina o por vecindad.

En Venezuela, a pesar de que el juego gozó de gran popularidad nunca se introdujo en salones de casino y las autoridades no se preocuparon en validar la naturaleza del juego, en cuanto a la necesidad de destreza o habilidad.

                ¿Por qué era ilegal el pinball?

El pinball se convirtió en ilegal ya que se lo consideraba una forma de juego. Si bien los premios de los juegos de pinball podían hacerte ganar un juego gratis o algunas joyas, no había aletas que controlar, por lo que no había ninguna habilidad involucrada. Esto llevó a que las personas apostaran entre sí sobre dónde terminaría la pelota.

«Somos una pequeña parte de un gran sueño, donde nuestros lectores son huéspedes en esta experiencia, y  nosotros somos los anfitriones que hacemos su visita cada vez más agradable y nuestro sueño cada vez más real.»

spot_imgspot_img

Subscribe

Related articles

España ordenó el bloqueo a la plataforma Telegram

El pasado viernes 22 de marzo del presente 2024,...

Neuroderechos ¿Qué pasaría si pudieran leer tus pensamientos?

Los derechos neuronales, descrito por expertos como la cuarta...

El contenido de la Circular UNIF-DG-DSU-04409 y el Secreto Profesional

La Unidad Nacional de Inteligencia Financiera (UNIF), publico la  Circular...
spot_imgspot_img